Skip to Content

¿Cómo funciona un auto con hidrógeno?

como funciona un auto con hidrogeno

¿Cómo funciona un auto con hidrógeno?

Los autos con hidrógeno son vehículos que utilizan este elemento químico como fuente de energía principal para ponerse en funcionamiento. En la actualidad, Japón está trabajando en este tipo de tecnología y se espera que para el año 2020 lance al mercado la próxima generación de automóviles con esta forma de combustible alternativo. La apuesta por el desarrollo de este nuevo modelo de auto se debe principalmente a que Japón posee 96 de las 369 hidrogeneradoras del mundo.

La evolución de los automóviles crece a pasos agigantados y se espera que hacia 2040 haya autos voladores. Con algunos prototipos en Dubái, ese todavía parece un futuro lejano para el resto de las ciudades. De cualquier modo, en 2030 se verá un avance muy importante en la industria automotriz, con la llegada de los autos autónomos. En cuanto al presente, hace tiempo que las grandes empresas investigan la manera de propulsar autos con combustibles alternativos y se espera que las nuevas tecnologías lleguen cada vez a más ciudades de manera que se reduzcan las emisiones de gases contaminantes.


Funcionamiento de los autos con hidrógeno

¿Pero cómo funciona un auto con hidrógeno? Para empezar, la pila de combustible no se recarga como lo que sucede con los autos eléctricos, sino que en su lugar utiliza tanques de hidrógeno en los que se combina este elemento químico con oxígeno para generar energía. Si bien el motor es eléctrico, se sustenta mediante una batería de combustible que está compuesta por tanques de hidrógeno de alta presión, una unidad de batería, una pila de FC, un convertidor elevador FC, una unidad de control de potencia y el motor propiamente dicho.

En cuanto al combustible, el funcionamiento es el siguiente: el hidrógeno almacenado en los tanques abastece la pila de combustible. En ella se produce la mezcla de hidrógeno y oxígeno que genera energía eléctrica, por un lado, y agua, por el otro. La energía eléctrica se almacena en la unidad de la batería para hacer que el motor funcione y el agua se elimina en forma de vapor.

Recargar el tanque con hidrógeno es similar a la recarga de combustible tradicional. El tiempo de recarga es de entre tres y cinco minutos y su costo depende del método de elaboración empleado para conseguirlo. En cuanto a la autonomía del vehículo, los tanques de hidrógeno de alta presión pueden recorrer aproximadamente 100 kilómetros con 1 kg de hidrógeno.

Con respecto a las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, se aprovechan energías renovables para generar combustible y, por lo tanto, se produce solamente vapor de agua.

El automóvil con hidrógeno compite directamente con el auto eléctrico, cuya aparición se remonta a la década de 2010, junto con el desarrollo de baterías más económicas y eficientes. En cuanto a la autonomía, los autos eléctricos presentan una ventaja de mil kilómetros recorridos por recarga. Sin embargo, si bien la mayoría de las personas piensa en el auto eléctrico como el futuro de la industria automovilística, Japón apuesta todo al desarrollo del auto con hidrógeno. Seguramente, en los próximos años se dé a conocer más de este nuevo medio de transporte, que sin dudas tendrá un impacto favorable en nuestro estilo de vida y en el medio ambiente.

Back to top