Skip to Content

Pastillas y discos de freno, un cambio necesario para tu seguridad

pastillas y discos de freno un cambio necesario para tu seguridad

Como decía un antiguo slogan, “prevenir es mejor que curar”. Es por eso que, antes de lamentar situaciones complejas o incomodas para ti, debes tomar algunas precauciones con el fin de evitar dichos hechos.

Uno de esos es la mantención periódica de tu vehículo, y sobre todo en una parte que es de vital importancia para tu seguridad, los frenos. Esta parte del automóvil está formada por dos elementos principales, las pastillas de freno y los discos. Con el uso, estas piezas se desgastan y si no son remplazadas a tiempo, pueden provocar daños a tu vehículo y porque no decir, a tu integridad física.

Si has adquirido un vehículo 0 kilómetros, debes considerar el cambio de estas pastillas y disco de freno a partir de los 25.000 km. ya que la cantidad de uso da para que su desgaste sea evidente. Puedes comprobarlo tú mismo con el grosor de estas, ya que al gastarse, son mucho más delgadas que cuando están nuevas. Si su delgadez es muy evidente, esta puede provocar daños en el rodamiento del auto y lo más grave, no lograr que tu auto se detenga a tiempo. Si usas te vehículo más en carreteras, su desgaste puede ser menor, ya que usas menos el freno que andando por la ciudad.

Los discos de freno duran mucho más tiempo si se logran cambiar a tiempo las pastillas, ya que estas dañan el grosor del disco. La duración es este elemento también está definido por su groso, aunque su cambio requiere de mucho más tiempo de uso del vehículo.

Para evitar posibles accidentes o deterioro prematuro en tu automóvil, toma las precauciones del caso, así estarás más seguro al momento de viajar y darás mayor tranquilidad a quienes viajan contigo.

En Mapfre #TeCuidamos

Back to top