Skip to Content

Asegúrate de un menor uso de combustible

Hoy, adquirir un vehículo no solo es sinónimo de satisfacción, si no también de cubrir cierta necesidad, que puede ser personal, familiar o laboral. Sin embargo, para no tener contratiempos al momento de comprar un auto, es necesario considerar en tu presupuesto mensual y anual los gastos que van de la mano con esta adquisición. Entre esos está la energía que mueve todo: el combustible.


El consumo de combustible de un automóvil depende de múltiples factores, tales como el proyecto del motor, el de la carrocería, la manera de conducir y las condiciones ambientales; se expresa generalmente en litros por cada 100 km, pero en ocasiones y cada vez con más frecuencia, se expresa en km/1. Los fabricantes indican un consumo normalizado.


Pero, ¿a qué se debe el alto consumo de combustible en un vehículo? Aunque se crean muchas teorías como la aceleración en curva o fallas en el sistema de dirección, el excesivo consumo energético se debe a las constantes frenadas y aceleradas que uno hace con el auto. Por eso, lo profesionales recomiendan frenar con anticipación siempre que sea posible, para así disminuir el tiempo que se mantiene el pie en el acelerador sin necesidad.


En MAPFRE te ayudamos a que te asegures que tu automóvil tenga un menor uso de combustible. ¡Por eso, sigue estos consejos!

Back to top