Skip to Content

¿Qué cubre el SOAP?

Que cubre el SOAP

¿Qué es el seguro obligatorio SOAP?

El SOAP, o Seguro Obligatorio de Accidentes Personales, es un seguro obligatorio, tal como lo indica su nombre, que está regulado por la ley N° 18 490. El mismo brinda cobertura en caso de muerte, incapacidad o lesiones corporales como consecuencia de accidentes en los que intervenga un vehículo asegurado, sus cargas o remolques. Su póliza es única y la misma es elaborada por la Comisión para el Mercado Financiero (CMF).

El SOAP debe ser contratado por todo propietario de un vehículo, contenga o no remolques, cargas o acoplados, tras recibir el Permiso de Circulación, que es el impuesto anual para circular legalmente por el territorio chileno. Al ser un seguro obligatorio es importante conocer qué cubre el SOAP y contratar la cobertura correspondiente. Este seguro también es obligatorio para los vehículos con patente extranjera que tengan permanencia en Chile, en cuyo caso se denomina SOAPEX. Estas pólizas se contratan por intermedio de una aseguradora y el trámite puede realizarse a través de internet.

Su contratación consta de un certificado entregado por la compañía aseguradora, que identifica al asegurado y contiene los datos del vehículo. Es importante informarse sobre las primas y deducibles antes de contratar la póliza, ya que esto determinará la cantidad de dinero a pagar por la aseguradora y por la persona que contrata la cobertura en caso de accidente. Antes de contratar el seguro, es necesario conocer el valor del deducible para tener la seguridad de que el mismo se ajustará a las necesidades del propietario del vehículo motorizado.

No tener contratado el seguro SOAP infringe la ley y no solo implica no estar asegurado frente a un accidente, sino que también se incurrirá una multa por la infracción a la Ley del Tránsito. Asimismo, Carabineros de Chile tendrá el derecho de retirar el vehículo de circulación y el mismo será puesto a disposición del Juzgado de Policía que corresponda. Quienes fueran beneficiarios en caso de muerte del titular del vehículo no tendrán derecho a obtener compensación alguna. En caso de que se produzca un accidente contra un vehículo que no cuenta con el seguro SOAP, el titular del mismo no podrá contar con la cobertura correspondiente. Sin embargo, las personas que sean afectadas por un accidente contra un auto asegurado, aun cuando ellas viajen en el vehículo que no tiene el seguro SOAP, podrán contar con sus beneficios.

Coberturas más frecuentes del SOAP

Es importante destacar que la póliza no tiene cobertura por daños vehiculares, sino que ampara únicamente a las víctimas de accidentes automovilísticos. Además de otorgar cobertura en caso de muerte, incapacidad o lesiones como consecuencia de accidentes en los que intervenga un vehículo asegurado, el SOAP cubre los gastos médicos que estén relacionados con la atención prehospitalaria; el transporte sanitario; la hospitalización; la atención médica, dental y quirúrgica, y las prótesis, los implantes y la rehabilitación del afectado. Incluso reembolsa gastos farmacéuticos.

Este seguro ofrece cobertura no solo para el conductor, sino también para los acompañantes que se encuentren dentro del vehículo asegurado en el momento del accidente. Además, cubre a otras personas afectadas por un accidente del que forme parte un vehículo que cuente con el seguro SOAP, como peatones o ciclistas. Por último, en caso de fallecimiento del titular del vehículo, este seguro indemniza a los beneficiarios. Las personas autorizadas a cobrar el seguro del SOAP son el cónyuge sobreviviente, los hijos mayores y menores de edad, los padres o el conviviente. De no existir las personas recién mencionadas, el monto del seguro estará dirigido a quien acredite la calidad de heredero. El cobro de indemnización puede realizarse hasta un año después del accidente, siempre y cuando sea el mismo año calendario. En caso de incapacidad permanente, el plazo se extiende a dos años desde la presentación del certificado correspondiente.

Los montos de cobertura del SOAP dependen, por un lado, de las consecuencias del accidente y, por el otro, del vehículo asegurado. En cuanto a las consecuencias del accidente, los montos son los siguientes: 300 UF por persona en caso de muerte, 300 UF por persona en caso de incapacidad permanente total, hasta 200 UF por persona en caso de incapacidad permanente parcial y hasta 300 UF por gastos médicos hospitalarios. En cuanto a los vehículos, las categorías se dividen en automóvil, station wagon y jeep, camioneta, furgón y van, carro de arrastre y casa rodante, y minibus.

De todas maneras, también existen casos que el SOAP no cubre y, por lo tanto, no será posible operar con su póliza. Estos casos incluyen accidentes que sean consecuencia de carreras y competencias entre vehículos motorizados, accidentes ocurridos fuera del territorio nacional, accidentes ocurridos como consecuencia de hechos fortuitos completamente ajenos al vehículo, como guerras o sismos, y suicidio o lesiones autoinfligidas.

Contar con el seguro SOAP no es solamente una obligación. Tenerlo implica adquirir una serie de beneficios de cobertura, como los mencionados con anterioridad. Tener la cobertura del seguro SOAP en vigencia es sinónimo de tranquilidad y seguridad en caso de sufrir un accidente que implique graves consecuencias.

Back to top