Skip to Content

Incendio Empresas

Incendio Empresas
El Seguro Incendio Empresas de MAPFRE está especialmente diseñado para aquellas empresas e instituciones que quieran proteger su sede y los materiales de trabajo frente a riesgos de incendio y otro tipo de catástrofes.
  • El Seguro Incendio Empresas otorga a tu empresa la tranquilidad de saberse protegida, pues no sufrirá pérdidas económicas ante daños y prejuicios relativos a incendios. La póliza contempla dos grandes coberturas:
    • Daños materiales que sufran los objetos asegurados por la acción directa del incendio y los que sean una consecuencia inmediata del mismo, como los ocasionados por el calor, el humo o el vapor; o por los medios empleados para extinguirlo o contenerlo.
    • Las demoliciones que sean necesarias u ordenadas por la autoridad competente por la suma asegurada que se estipule para estos efectos en la póliza particular.
  • Asimismo, el seguro se hará cargo de los deterioros que sufran los objetos asegurados por explosión, siempre y cuando su uso sea habitacional, y siempre que los artefactos dañados tengan un uso doméstico. De igual manera, cubrirá los deterioros causados por efecto de rayos provenientes de descargas atmosféricas.
  • El Seguro Incendio Empresas contempla la opción de sumar cláusulas adicionales a la póliza con el objetivo de adecuarla a tus necesidades específicas. Entre ellas se incluyen:
    • Cláusula de incendio y daños materiales por caída y colisión de aeronaves.
    • Por avalancha, aluvión y deslizamiento.
    • Por colapso de edificio.
    • Por combustión espontánea.
    • Por construcción o demolición de edificios colindantes.
    • Por erupción volcánica.
    • Por explosión.
    • Por descomposición de productos depositados en frigoríficos.
    • A consecuencia directa de huelga, saqueo o desorden popular.
    • Por maremoto, tsunami y marejada.
    • Por colisión de objetos flotantes.
    • Por peso de nieve o hielo.
    • Por roturas de cañerías, desagües y por desbordamiento de estanques matrices.
    • Por sismo.
    • Por consecuencia directa de actos terroristas.
    • Por colisión de vehículos.
    • Por viento, inundación y desbordamiento de cauces. 
    • Cláusula de inhabitabilidad de inmuebles.
    • Pérdida de ingresos por arriendo.
  • En caso de siniestro, el Asegurado faculta expresamente a la compañía a ejecutar los actos y realizar las gestiones pertinentes, como ingresar en el inmueble para determinar la causa; examinar, clasificar y trasladar los bienes inmuebles, así como vender o disponer libremente de los bienes asegurados que procedan del salvataje, entre otros. 
  • La suma asegurada que figura en las Condiciones Particulares de la póliza constituye el límite máximo de la indemnización que se obliga a pagar el asegurador en caso de siniestro y no representa tasación o valoración de los bienes asegurados.
Back to top