Skip to Content

Accidentes Personales Colectivo

Accidentes Personales Colectivo

El Seguro de Accidentes Personales Colectivo está especialmente diseñado para aquellas empresas e instituciones que quieran protegerse a sí mismas y a sus trabajadores de posibles accidentes personales. La garantía principal es la cobertura del fallecimiento del trabajador, pero se contemplan otras garantías adicionales, como la invalidez absoluta permanente.

Para la tranquilidad de cualquier empresa, y para la de sus trabajadores, Accidentes Personales Colectivo resulta el aliado perfecto.

  • El Seguro de Accidentes Personales Colectivo otorga a la empresa cliente la tranquilidad de cumplir con las necesidades de sus trabajadores en materia de accidentes personales. La principal cobertura es la prestación garantizada en caso de fallecimiento por cualquier causa relativa a las labores de empresa; pero el seguro puede ser ampliado, ya que se ofrecen siete coberturas diferenciadas a elegir según necesidades.
  • El Seguro de Accidentes Personales Colectivo es el producto ideal, pues tiene absoluta flexibilidad, tanto en las variaciones de la plantilla (altas y bajas) como en las coberturas del compromiso, garantizando que dicho compromiso estará siempre actualizado.
  • Existen diferentes fórmulas de garantías para los trabajadores, destacando las siguientes coberturas:
    • Fallecimiento accidental: Cubre el riesgo de fallecimiento de los trabajadores de su empresa si el siniestro se produce por causas accidentales.
    • Invalidez por accidente: Cubre la invalidez, en sus distintos grados, de los trabajadores si el siniestro se produce por causas accidentales.
    • Asistencia sanitaria: Es posible asegurar las enfermedades profesionales en su consideración de accidentes laborales.
  • Son varios los beneficios que conlleva la contratación de este producto:
    • Flexible en cualquier momento: admite altas y bajas de asegurados cuando sea necesario.
    • Permite la contratación de garantías que no se pueden suscribir normalmente en seguros individuales, como es el caso de la invalidez permanente total.
    • Permite la contratación, en la misma póliza, de diferentes capitales para las diversas garantías y las distintas figuras laborales.
    • En pólizas con más de cien asegurados, si la siniestralidad ha sido baja se reajusta la prima del año siguiente, con el ahorro consecuente.
    • No se aplican recargos por fraccionar el pago de la prima en un periodo diferente al anual.
Back to top