Skip to Content

Principios

Principios MAPFRE Chile

MAPFRE ha basado su acción institucional en los siguientes principios:

  • Independencia: MAPFRE es un grupo independiente de toda persona, entidad, grupo o poder de cualquier clase, como exigencia irrenunciable derivada de la naturaleza asociativa de su entidad matriz.
  • Responsabilidad Social: la actuación de MAPFRE y de quienes participan en ella debe inspirarse en un sentido de servicio a la sociedad, como reconocimiento de la responsabilidad que nos corresponde en el desarrollo de la misma. En esta línea, MAPFRE se ha adherido al Pacto Mundial de las Naciones Unidas (Global Compact).
  • Actuación ética: nos sentimos comprometidos con el respeto de los derechos de las personas, por ello, nuestra actuación se rige por los principios de transparencia y veracidad, equidad y rapidez en el pago de las indemnizaciones, y en general, en el cumplimiento de obligaciones contractuales, respeto a los derechos de los accionistas y cumplimiento estricto de las leyes.
  • Humanismo: creemos que las personas de nuestra organización son nuestro principal activo, y que nuestras relaciones deben ser presididas por valores como la tolerancia, la cordialidad y la solidaridad.
  • Crecimiento empresarial y patrimonial: en MAPFRE la creación de valor está orientada al crecimiento del beneficio de nuestros mutualistas, accionistas, personal y de todos los que colaboran o participan en sus actividades.

MAPFRE ha basado su acción empresarial en los siguientes principios:

  • Globalidad e innovación permanente de la oferta: queremos ofrecer a nuestros clientes una gama completa de productos y servicios para la prevención y cobertura de sus riesgos y solucionar sus necesidades de ahorro y previsión personal y familiar.
  • Vocación multinacional: buscamos crecer contribuyendo al mismo tiempo al progreso económico y social de otros países con la implantación en los mismos de empresas que basen su gestión en nuestros principios institucionales y empresariales.
  • Especialización: MAPFRE se estructura en unidades y sociedades con gran autonomía de gestión, que cuentan con estructuras y equipos específicos para las distintas actividades, como medio de conseguir la máxima eficiencia en nuestro servicio al cliente.
  • Descentralización: buscamos acercar la adopción de las decisiones a la ubicación de los problemas con medio de conseguir la máxima agilidad en la gestión y el adecuado aprovechamiento de las capacidades de toda la organización.
  • Actuación coordinada: la autonomía de gestión se enmarca en la fijación de objetivos y en el desarrollo de políticas de actuación comunes bajo la supervisión de los Órganos de gobierno de la mutualidad.
  • Máximo aprovechamiento de sinergias: la actuación autónoma se complementa con el establecimiento de aquellos servicios comunes que sean necesarios para la adecuada coordinación y máximo aprovechamiento de sinergias.
  • Vocación de liderazgo: queremos ser líderes en todos los mercados y sectores en que operamos.
  • Alta calidad en el servicio a los clientes: buscamos la calidad, tanto por razones éticas como por el convencimiento de que un buen servicio constituye el medio más eficaz para conseguir la fidelización de nuestros clientes.
  • Búsqueda permanente de la eficacia: queremos para optimizar la utilización de los recursos, lo que implica, entre otros factores, pragmatismo y flexibilidad; agilidad en las decisiones; aprovechamiento de las oportunidades que ofrece el desarrollo tecnológico; máxima objetividad en la selección del personal y atención continua a su formación y rigor en el gasto.
Back to top