Skip to Content

¿Qué tipos de luces de posición hay en la moto?

Desde CESVIMAP explican todos los tipos de luces de una moto y nos aclaran cuándo hay que usar cada una de ellas; por tanto, preguntas comunes como “¿pueden llevar las motocicletas la luz antiniebla?” y otras dudas similares quedarán más que resueltas. Además, desde CESVIMAP tratan muchos más temas relacionados con motos.


Tipos de luces para moto

Las luces de cualquier vehículo son un elemento de seguridad activa indispensable para la correcta conducción. No solo han sido concebidas para tener una mayor visibilidad de la carretera, ya sea de noche o en condiciones adversas, sino para dejar clara cuál es la posición del vehículo con respecto a la de otros. En el caso de las motos, en las que el conductor se encuentra más expuesto a los riesgos habituales de la conducción, el aspecto de la iluminación resulta todavía más relevante. Las luces de las motos, tanto las obligatorias como las opcionales, proporcionan un mayor control sobre las maniobras que se realizan y garantizan que tanto el piloto como el resto de los conductores que hay en la vía puedan circular en las mejores condiciones de visibilidad.


Luces moto obligatorias y opcionales

En el apartado de los sistemas de iluminación exigidos por la normativa vigente existen siete tipos de luces moto:

  1. Luces de posición: Se ubican tanto en la parte trasera como en la parte delantera de la moto y advierten de la presencia del vehículo así como de sus dimensiones (ancho).
  2. Luces de cruce: Son luces de corto alcance con las que se obtiene visibilidad suficiente para circular sin problemas y sin que su destello suponga un inconveniente para el conductor que circula delante.
  3. Luces de carretera: Son luces de largo alcance y, por lo tanto, ofrecen unas mejores condiciones de visibilidad en las distancias largas.
  4. Luces de frenado: Como su nombre indica, son luces que se activan automáticamente al accionar el freno para advertir a los conductores que vienen detrás de que deben reducir la velocidad.
  5. Indicadores de dirección: Todos los giros que se realicen durante la conducción han de ser indicados con la suficiente antelación para que los otros conductores estén al corriente de esas maniobras. Estas indicaciones se realizan mediante las luces de dirección.
  6. Catadióptrico trasero: En ausencia de otras luces moto, el catadióptrico trasero funciona como una placa que se ilumina con el reflejo de las luces de otros vehículos.
  7. Luz de matrícula: Al igual que sucede con los coches, hay una pequeña luz encargada de iluminar la placa de numeración de la matrícula.
Por otro lado, con respecto a las luces moto opcionales, resulta muy conveniente añadir iluminación antiniebla en el caso de que esta no venga de serie en el vehículo. Estas luces se ubicarán en la parte más baja de la moto con el fin de obtener los mejores resultados en las condiciones climatológicas adversas en las que sea necesario su uso. También son opcionales los catadióptricos laterales y su instalación es más que recomendable.


¿Cómo utilizar las luces de posición en la moto?

Un buen sistema de luces moto no será ciento por ciento efectivo si no existe un conocimiento previo de cómo se debe utilizar cada luz del modo adecuado. Conviene tener presentes estas normas de uso no solo para garantizar una conducción más cómoda y segura, sino también para asegurarse de que se obra correctamente con respecto al resto de los conductores.

  • En las motos, las luces de cruce o cortas deberán permanecer siempre encendidas con independencia de la hora del día o de las condiciones de visibilidad.
  • Las luces de carretera o luces largas solo se deben emplear al circular por tramos de carretera fuera de las poblaciones, cuando las condiciones de visibilidad son muy reducidas y sin afectar a la visibilidad de otros conductores.
  • No son obligatorias, pero en el caso de que se disponga de luces antiniebla, estas deberán utilizarse bajo condiciones meteorológicas adversas que limiten la visibilidad, como pueden ser la niebla, la lluvia o la nieve. Es importante recordar que su uso siempre debe combinarse con el de las luces de carretera.
  • Los intermitentes son la clave de cualquier maniobra. Tanto los de dirección como los de emergencia servirán para señalizar cualquier giro, advertir a otros conductores de un peligro existente en la vía o indicar una situación anómala en el funcionamiento de la moto que compromete la circulación en condiciones óptimas.
Back to top