Skip to Content

Ventajas y desventajas de los autos autónomos

ventajas y desventajas de los autos autonomos

¿Cómo serán los autos autónomos?

Conocer más acerca de los autos autónomos y comprender su funcionamiento implica repasar la evolución del automóvil en los últimos años.

El boom de la industria automotriz se dio en 1990 con tres características fundamentales. Por un lado, se creó la inyección electrónica de combustible, lo que produjo cambios en el motor; por otro, aparecieron los primeros airbags, creados para mejorar la seguridad de los automóviles. Pero, sin dudas, el cambio más importante es la reducción de gases contaminantes gracias a la implementación de los convertidores catalíticos.

Ya en la década del 2000 aparecen los primeros autos híbridos. Con esta nueva tecnología se produce un ahorro de combustible que, a cambio, reduce el índice de contaminación, por tener menores emisiones de dióxido de carbono. Estos autos poseen dos motores: uno de combustión interna y otro eléctrico, que funciona por medio de una batería recargada con energía cinética. El estacionamiento autónomo de estos vehículos marca el comienzo hacia la conducción independiente.

En 2010 se desarrollan baterías más económicas y eficientes, junto con el lanzamiento al mercado del automóvil eléctrico. Se instalan, asimismo, numerosas zonas de recarga, para evitar la "range anxiety" que sufren los conductores de este tipo de vehículos. El motor del auto vuelve a ser uno solo, pero esta vez es eléctrico y consta de un controlador electrónico de potencia, un estátor, un rotor y un reductor. Con este desarrollo se mejora la autonomía del auto, que alcanza los mil kilómetros con una batería en estado sólido. Las emisiones de gases se reducen considerablemente hasta llegar casi a un nivel nulo, especialmente si se utilizan energías verdes para recargar el auto.

El próximo paso hacia los autos autónomos se dará en los años venideros. Para 2020 Japón apuesta por el automóvil a hidrógeno. El hidrógeno asociado al oxígeno generará electricidad y agua. Estos nuevos autos contarán con un motor eléctrico sustentado por una batería de combustible con tanques de hidrógeno de alta presión. Una pila de combustible, que es un dispositivo electroquímico, convertirá el hidrógeno en electricidad. De esta manera, se reducirán completamente las emisiones, ya que se aprovecharán las energías renovables para producir hidrógeno, teniendo en cuenta que con 1 kilo de este elemento químico se podrán recorrer 100 km.

En 2030 se verá la llegada de los vehículos autónomos que, básicamente, se manejarán solos. Este nuevo medio de transporte será más seguro que los autos conducidos por personas, ya que mantendrán comunicación por red con otros vehículos y se evitarán los tacos. El reconocimiento facial será la clave para administrar sus funciones y podrá recargarse mientras no esté en uso.

Por último, se espera que para el año 2040 haya autos voladores, que en Dubái ya son una realidad a pequeña escala. Esto obligará a modificar las regulaciones aéreas y requerirá el consentimiento del público. Google y Airbus ya están trabajando en modelos de estos nuevos vehículos, que contarán con motores completamente eléctricos, alimentados por baterías. Estos vehículos autónomos serán más seguros y fáciles de usar.


Ventajas y desventajas de los autos autónomos

Uno de los beneficios de estos vehículos, ligado a su funcionamiento, es que la tecnología desarrollada se ejecutará sin errores y con tal precisión que el auto conocerá la distancia de los objetos que se encuentren a su alrededor y sabrá cómo se están comportando otros vehículos. En este sentido, los vehículos estarán conectados entre sí y ya no serán necesarias las señales de tránsito. Esto supone que los autos manejen a una menor velocidad, pero con una coordinación superior. Por lo tanto, se eliminarán los tacos y se producirán menos accidentes. Otro gran cambio que traerán estos vehículos tiene que ver con su diseño. Al no necesitarse las funcionalidades que se tienen hoy en día, su estructura será diferente. Esto dará lugar a un rediseño de los motores, que añadirán nuevas funcionalidades.

Entre las desventajas de estos nuevos vehículos, una de las más importantes será su valor. Por supuesto, cuando salgan al mercado, los autos autónomos serán muy costosos y solo serán una posibilidad para el sector más adinerado. Sin embargo, se espera que con el paso del tiempo se abaraten los costos y los vehículos autónomos sean más accesibles. Por último, otra desventaja será que, al estar conectados a una red, cualquier persona podrá acceder a la geolocalización de los vehículos, presentando un potencial riesgo para quienes los utilicen. Los fabricantes tendrán que tener en cuenta este inconveniente y generar nuevas formas de que los datos de localización no lleguen a las manos de terceros.

En cuanto a la contaminación, se espera que los autos autónomos no emitan gases contaminantes, si se emplean fuentes de combustible alternativas. Si, por el contrario, se utilizan hidrocarburos, el uso de estos vehículos podría presentar una desventaja. Por lo tanto, será fundamental que estos autos operen con combustibles y energías verdes, que efectivamente reduzcan o detengan por completo las emisiones de dióxido de carbono.

Una nueva tecnología implica un cambio en el estilo de vida. Pronto los autos autónomos traerán nuevas formas de desplazamiento que cambiarán la manera en que vivimos.

Back to top