Skip to Content

¿Conoces para qué sirve el SOAP?

Conoces para que sirve el SOAP

¿Qué es el SOAP y para qué sirve?

Las obligaciones de ley exigen que todo vehículo motorizado debe estar asegurado. Además, cada año es necesario realizar el pago del Permiso de Circulación, para lo cual, entre los requisitos para obtenerlo, está el Seguro Obligatorio de Accidentes Personales (SOAP). Este seguro representa mucho más que un simple trámite; por ello, resulta importante conocer para qué sirve el SOAP.

El Seguro Obligatorio de Accidentes Personales (SOAP) es una póliza obligatoria para los dueños de todo tipo de vehículos desde el año 1986. Este debe ser renovado cada año, ya que representa una protección para el conductor en caso de un accidente vial. En este sentido, es común contratar un seguro para cumplir con la norma, pero este en particular puede resultar una gran ayuda si se utiliza en el momento apropiado.

De esta manera, aunque muchos conductores cuentan con experiencia y son respetuosos de las normas de tránsito, ninguno está exento de sufrir algún accidente y para enfrentar esos momentos es primordial saber para qué sirve el SOAP. Así, en caso de accidentes el SOAP ofrece cobertura cuando alguno de los involucrados sufra lesiones corporales o llegue a perder la vida, de modo que esta póliza ampara a las personas y les ofrece indemnización ante cualquier siniestro.

Muchos usuarios relacionan este seguro con otros que se contratan para automóviles y lo cierto es que existe una clara diferencia. Cuando se busca definir para qué sirve el SOAP, la respuesta inmediata es para el resguardo de la vida. Este seguro no ofrece ningún respaldo ante daños o pérdidas materiales que puedan generarse tras un accidente.

Si se hace un análisis profundo sobre el SOAP, resulta bastante favorable la utilidad de este seguro para vehículos motorizados, puesto que se trata de equipos livianos de poca carrocería, donde el cuerpo del conductor y su pasajero están más expuestos. Por otro lado, en términos médicos el SOAP ofrece indemnización ante muerte e incapacidad permanente o parcial, e incluye cobertura de gastos médicos como los que especificamos a continuación:

  • Cobertura de hospitalización.
  • Cirugía necesaria por los daños causados en un accidente de tránsito.
  • Prótesis necesaria luego de un accidente de tránsito.
  • Atención dental que se requiera luego de un siniestro.
  • Medicamentos que se indiquen luego de daños causados en accidentes de tránsito.

En caso de que la víctima o personas involucradas en el accidente tengan lesiones que afecten dos tercios o más de su capacidad para trabajar, el SOAP estima la cobertura más alta, según las condiciones que fije la compañía aseguradora.

Por ello, tener claro qué es, para qué sirve y cuál es el objetivo del seguro es parte de la información indispensable para solicitar la aplicación de la póliza. Así, un buen conductor debe estar en conocimiento de los montos de cobertura y las condiciones en las que se excluye la aplicación del SOAP.

Aunque muchos lo toman como un simple documento, es importante tener claro para qué sirve el SOAP, ya que este trae algunos beneficios que la mayoría de los ciudadanos desconoce y, además, existen ciertas consecuencias para aquellas personas que no cuenten con esta póliza, como puede revisarse a continuación.


¿Qué pasa si no se contrata el SOAP?

Como se ha indicado, son muchos los beneficios que puede traer la póliza SOAP; no obstante, cualquier conductor podría pensar que no es necesario contratar una. Sin embargo, el SOAP es un seguro obligatorio para todos los conductores de vehículos motorizados, pues así lo exige la ley chilena.

De esta manera, los beneficios de este seguro no solo se definen dentro de las utilidades del SOAP, sino que también forman parte del reglamento y generan consecuencias en los casos en que no se cuenta con esta póliza.

Al respecto, cuando el propietario del vehículo motorizado no contrata SOAP, las autoridades pueden considerar que este comete una infracción y sancionarlo con diferentes penas, que pueden evitarse con la sola obtención de esta póliza. Es por esto que es importante conocerla y tramitarla antes de ser castigado.

En este sentido, como ya se indicó, si no se tiene contratado el SOAP, para la Ley de Tránsito chilena se está cometiendo una infracción la cual puede conllevar al pago de una multa e, incluso, los Carabineros de Chile podrían retirar el vehículo motorizado de circulación y colocarlo a la orden del Juzgado de la Policía Local correspondiente.

Asimismo, si el conductor del vehículo tiene un accidente de tránsito del que es responsable, ni el propietario ni sus beneficiarios podrán gozar de las coberturas ofrecidas en caso de muerte o lesiones.

Finalmente, y en resumen, todo conductor o propietario de un vehículo motorizado debe conocer qué es el SOAP y para qué sirve, y, además, no puede dejar de contratar esta póliza, ya que, más allá de sus beneficios, es un seguro obligatorio y necesario para evitar sanciones legales en Chile.

Back to top