Skip to Content

Nunca dejes el motor funcionando al momento de estacionar

Estacionar es parte habitual del proceso de la conducción. Y cómo no, si en algún momento de nuestros viaje tenemos que detenernos. ¿Pero lo hacemos correctamente? Al parecer no siempre y de eso es lo queremos hablar en estas líneas.

El conductor tienen distintas formas de estacionar un vehículo, dependiendo del espacio, lugar y lado donde tenga que hacerlo, además de la habilidad y experiencia para realizar esta maniobra. Por lo mismo, existen técnicas, tutoriales y ayudas para su correcta forma.

Pero de acuerdo a las leyes del tránsito, hay distintas prohibiciones de cómo y dónde estacionar un auto, como por ejemplo lugares en que las señales lo prohíban, aceras o pasos peatonales, doble fila, a menos de cinco metros de los grifos para incendio, frente a las puertas de los garajes de casas particulares y estacionamientos comerciales o a metros de una esquina, entre otras.

Y aunque evites todos estos puntos y lo hagas correctamente de acuerdo a la ley, nunca, pero nunca, por más correcto que sea el lugar, dejes el motor de tu auto funcionando al momento de estacionar.

Ni por más rápido que sea el proceso, ni porque tengas que hacer un trámite corto o realizar una “urgencia”, jamás se tiene que dejar encendido el motor, debido a que se está infringiendo la ley.

Por eso, en MAPFRE nos preocupamos que sigas estos consejos para que tu estacionamiento sea seguro, siempre.

Back to top